Noticias

sociedad medica, medicos, buscador medico, smham

Terapia genética convierte células en "marcapasos biológicos"

19/7/2014

Alternativa a los marcapasos electrónicos. Una nueva era de la terapia genética donde los genes se usan para convertir un tipo de célula en otro. 

 

Washington (EE.UU).- Unos investigadores consiguieron convertir células musculares cardiacas normales en células especializadas que ofrecen latidos firmes utilizando un procedimiento de terapia genética que predicen que podría convertirse a una alternativa a los marcapasos electrónicos.

 

El estudio publicado esta semana utiliza cerdos con bloqueo cardiaco que hace que sus corazones latan demasiado lento.

 

Inyectando un gen humano en una pequeña región de las cavidades del corazón de apenas el tamaño de un grano de pimienta, los investigadores reprogramaron las células musculares del corazón convirtiéndolas en un tipo de célula que emite impulsos eléctricos para dirigir el latido.

 

Con esto, los cardiólogos del Cedars-Sinai Heart Institute en Los Ángeles crearon células como "marcapasos biológicos" que restauraron el latido normal del corazón de los cerdos. El procedimiento consiguió el mismo resultado que implantando un marcapasos que envía impulsos eléctricos al corazón si late demasiado despacio y se salta un latido.

 

"Este desarrollo anuncia una nueva era de la terapia genética donde los genes no se usen solo para corregir un trastorno por deficiencia sino también para convertir un tipo de célula en otro para tratar una información", dijo Eduardo Marbán, director del Instituto del Corazón del Cedars-Sinai y líder del equipo de investigación, a periodistas.

 

Los investigadores observaron que los corazones de cerdo son muy parecidos a los humanos.

 

Eugenio Cingolani, director de la clínica de Cardiogenética-Arritmia Familiar, dijo que "si todo va bien"en más estudios con animales para examinar la efectividad del procedimiento a largo plazo y su seguridad, "esperamos poder comenzar los ensayos con humanos en tres años".

 

Los investigadores prevén utilizar inicialmente el proceso para ayudar a las personas con trastornos del ritmo cardiaco que no pueden usar un marcapasos por complicaciones relacionadas con el dispositivo como una infección, o en fetos en el útero con bloqueo cardiaco congénito.

 

A estos fetos no se les puede implantar un marcapasos y el riesgo de insuficiencia cardiaca grave a menudo termina en muerte fetal. Los investigadores esperan desarrollar un tratamiento a base de inyecciones para administrar la terapia genética a esos bebés en desarrollo.

 

Dijeron que en el futuro el procedimiento podría utilizarse en una amplia población de pacientes como una alternativa realista al marcapasos. Marbán dijo que alrededor de un 2% de estos dispositivos deriva en una infección que tiene que ser tratada.

Solo en Estados Unidos, unas 300.000 personas reciben un marcapasos cada año. 

El estudio fue publicado en "Science Translational Medicine".

Células madre para mejorar las cicatrices de quemaduras.

17/7/2014

Aumenta la elasticidad y flexibilidad de las cicatrices de los pacientes, mejora las secuelas antiestéticas y aumenta el estado de vitalidad de los tejidos afectados. 

 

Barcelona (España).- La aplicación de técnicas regenerativas con células madre adultas, derivadasdel tejido adiposo de los pacientes quemados, mejora el tratamiento de las cicatrices de quemaduras, sobre todo aquellas que afectan a una superficie considerable de piel, según elServicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Universitario Vall d’Hebron en Barcelona, España.

 

La técnica, que se ha aplicado ya con dos pacientes, aumenta la elasticidad y flexibilidad de las cicatrices, mejora las secuelas antiestéticas y aumenta el estado de vitalidad de los tejidos afectados. “Esta técnica es innovadora porque hacemos un tratamiento biológico de las quemaduras”, afirma el doctor Joan Pere Barret, jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Universitario Vall d’Hebron. “Mediante la inyección de células y tejidos, alteramos la estructura biológica de los tejidos, así que realizamos un tratamiento regenerativo que contrasta con las técnicas quirúrgicas habituales, que alteran su forma y función pero no la calidad de los mismos, ya que creamos nuevas cicatrices. Con la nueva técnica minimizamos el daño de la misma cirugía y aportamos sus beneficios”.

 

- La terapia paso a paso

 

El tratamiento consiste en obtener el tejido de los enfermos mediante incisiones milimétricas. Por allí se “aspira el tejido adiposo para poder aislar las células madre adultas y la fracción mesenquimal”, afirman los médicos del hospital. “Una vez preparadas, se inyectan de nuevo dentro de las cicatrices y sus tejidos blandos, mediante instrumentos de un diámetro muy reducido que permiten la introducción de un pequeño número de células en cada área tratada. Las células madre mesenquimales crean así un microambiente en el tejido que estimula la creación de nuevos vasos, secretan factores de crecimiento y promueven la creación de nuevas estructuras moleculares que regulan la deposición de colágeno (elemento de la cicatriz) y aumentan los elementos elásticos, lo que crea, a largo plazo, una estructura física más parecida a los tejidos normales”.

Las células y el tejido implantado arraigan en la zona, y pueden crear una estructura dentro de las cicatrices que mejora la nueva dermis que, según los pacientes tratados, aumenta la flexibilidad y la hidratación. La terapia sirve también para tratar cualquier atrofia en los tejidos blandos, y sus beneficios se hacen patentes transcurridos unos meses, ya que las células madre regeneran y optimizan la calidad de los tejidos después de un tiempo prudencial desde implante. 

Please reload

    AVISO DE PRIVACIDAD